Descubre Cómo Fue Nuestra Experiencia en la Laguna de Cunta En el Páramo de Santurbán | Páramo Santurbán - Berlin, Tona - Santander Colombia

Descubre Cómo Fue Nuestra Experiencia en la Laguna de Cunta En el Páramo de Santurbán

Descubre Cómo Fue Nuestra Experiencia en la Laguna de Cunta En el Páramo de Santurbán
5 (100%) 1 votos

Páramo de Santurbán… Ahhh… Todos soñamos con vivir experiencias inolvidables y momentos en los que la vida se torne más ligera.

Y nosotros, los del Equipo de este Blog, no somos la excepción.

Es así que el viaje que vivimos conociendo la Laguna de Cunta del Páramo de Santurbán fue una de esas experiencias y queremos compartirla contigo.

Y contarte todo: Desde cómo inició, las cosas que nos sucedieron en el camino y los lugares que conocimos hasta la comida que probamos.

Aunque ya habíamos visitado el corregimiento de Berlín-Tona en otras ocasiones, como en la experiencia de observación con el Grupo Halley, este viaje prometía ser aún más enriquecedor pues además del corregimiento, visitaríamos el Páramo Santurbán.

Preparando la maleta

Ir al Páramo significa: Llevar…

  • Abrigos,
  • Guantes,
  • Gorros,
  • Bloqueador solar
  • Y todo lo que pueda protegernos de las condiciones climáticas en el Páramo.

Y es que 4.200 metros de altura es una cantidad considerable, sobre todo para quienes permanecemos la mayor parte del tiempo en la ciudad.

Lo cierto es que, en lo personal, hemos aprendido que lo más recomendable es estar preparados para cualquier situación, claro sin irnos al extremo de exagerar y empacar demasiadas cosas.

Nosotros, por ejemplo, llevamos ropa y zapatos de repuesto, un botiquín, cargadores, linterna y comida de paquete (aunque no demasiada).

Hora de emprender el viaje

Preparados y emocionados, partimos a las 6:30 am desde el centro comercial Megamall, no sin antes hacer una pequeña parada para comprar unos snacks, como desayuno.

Pero olvidamos hacer algo importante para todos los, que al igual que nosotros, se marean durante un viaje a pesar de que sea corto.

…Olvidamos tomar las pastillas para el mareo.

¡Vaya error!

Te confesamos que fue difícil aguantar las náuseas todo el camino. Pero algo de música y el viejo truco del punto fijo fueron de ayuda mientras comprábamos las pastillas.

Es un poco vergonzoso, pero, ¿a quién no le ha pasado alguna vez?

Ahora bien, dejando a un lado la anécdota del mareo continuemos con el viaje.

Después de (tiempo) de camino hicimos una parada en un lugar llamado “La Nevera” y déjame decirte que en verdad le hace honor a su nombre por la sensación de frío que produce la brisa en ese lugar.

————————
🎥
VIDEO Duración: 0:33

————————

En la parada llamada “La nevera” con la copywriter y mucho frío | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander ColombiaLa copywriting y yo con vista en la Nevera – Sebas en la tienda

 

Fue una pequeña parada, de esas técnicas 😉

Aunque más adelante nos detendríamos de nuevo a fotografiar el hermoso paisaje.

Más arriba de la nevera Sebastián y Mafe fotografiando el paisaje del lugar | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander ColombiaMiembros del Equipo: María Fernanda Espinel y Sebastian Cáceres Trigos

 

Llegamos al corregimiento de Berlín

Después de hora y media de camino llegamos a Berlín,

Y siéndote sincero, después que pasas el peaje El Picacho, comienza la magia!

Aún en el carro llegando al Peaje del Picacho próximo al corregimiento de Berlín | Páramo Santurbán - Berlin, Tona - Santander Colombia

No importa cuántas veces hayas visto el paisaje que da la bienvenida al corregimiento, este nunca pierde su encanto.

Es ahí cuando todo lo cotidiano queda atrás, como detenido en el tiempo.

Y bueno, quiero compartir contigo el video de lo que ves después que pasas el peaje El Picacho, que es algo que me gusta mucho. Porque las rocas, la vista, el paisaje pueblerino que percibes, te da una sensación de descanso y tranquilidad.

————————
🎥
VIDEO Duración: 10:42

Un video un poco largito (más de 10 minutos) pero muestra el trayecto desde el peaje El Picacho hasta la llanura del corredor víal del corregimiento de Berlín, Tona
————————

Desayunando en Berlín, Tona

Llegó el tiempo de tomar el desayuno que estaba cubierto por el costo del tour, pero debido al mareo no nos pareció buena idea comer en ese momento.

Sin embargo, nuestra tour-guía como ya había reservado los desayunos, acabó por convencernos de que, muy contrario a lo que pensábamos, el buen caldito de carne calientito sería de mucha ayuda para nuestros estómagos y para el frío.

Si bien en un principio no estábamos seguros de su consejo, decidimos seguirlo.

Y sí, el caldito fue de mucha ayuda para el mareo y nos quitó las náuseas que teníamos.

Así que ya lo sabes, cuando pases por esta misma situación, recuerda que un buen caldo de carne te hará sentir mejor.

Desayunando caldo y arepa con Mafe y Sebastián en un restaurante cercano al parque principal | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Después de disfrutar de ese desayuno que nos llenó de energías, aprovechamos para visitar algunos lugares cercanos al restaurante como la iglesia y el cementerio.

La icónica y amarilla Iglesia de Berlín-Tona, bajo el cielo despejado en el parque principal | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia
Saliendo del parque vemos en la esquina la nueva estación de policía del corregimiento | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Acompañado de una fila de árboles se encuentra el cementerio de Berlín con sus curiosos diseños | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Incluso acabamos encontrando algunas vacas y unos perritos muy amigables.

Dos hermosos perritos del corregimiento y una vaca que se encontraban en el camino descansado | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Con toda la energía retomamos el camino al Páramo de Santurbán.

El plan era conocer la Laguna de Cunta, perteneciente al municipio de Vetas y parte de las lagunas que son reserva del Páramo.

Ya sé que puede parecer demasiado lejos, pero lo cierto es que se encuentra solo a 15 km del corregimiento de Berlín y el recorrido está lleno de hermosos paisajes.

Mientras avanzamos menos fueron las casas o los cultivos que veíamos y más los extensos paisajes llenos de frailejones, pinos y musgo.

Pronto nos adentraríamos en la zona de reserva del páramo.

Paisaje montañoso camino a la laguna de cunta con cielo despejado | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Pequeñas rocas y árboles caracterizan las montañas en el camino a la laguna | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Pequeñas rocas y árboles caracterizan las montañas en el camino a la laguna | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Hermoso paisaje destacado por una gran fila de pinos que no pudimos evitar fotografiar | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Por fortuna el clima estuvo de nuestro lado y pudimos disfrutar una vista despejada del panorama durante toda la excursión.

Enmarcada por montañas y un hermoso cielo se encuentra una extensa planicie con su vegetación

Imponente montaña tras el extenso campo de frailejones en el Páramo Santurbán bajando a la laguna | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Montaña tras montaña con nubes confundiéndose entre ellas, y filas de pinos que se alzan orgullosos en ese paisaje, sin grandes urbanizaciones, sin grandes vías ni centros comerciales, es un momento muy especial en el que te conectas con la naturaleza y todo el estrés, los problemas y las tareas pendientes quedan en un segundo plano.

Solo eres tú allí, parado frente a la hermosura de la naturaleza.

Ya fuera por el cielo, por los frailejones, los pinos o las rocas, cada paisaje era hermoso y especial a su manera.

Tanto que era inevitable detenernos para admirarlos y capturar ese momento en nuestras mentes y en nuestros lentes.

La copywriter muy concentrada tomando fotos para el blog de Berlín | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Yo disfrutando del hermoso paisaje y la adorable compañía de una bebita que venía con sus padres | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

 

Lo especial de las rocas que vimos y lo que las hace tan hermosas es que son rocas metamórficas, recuerdas que te conté de una de ellas en un artículo anterior? bueno, hay cientos de ellas!

Incluso nos animamos y escalamos una, claro que no era tan alta pues nuestro físico de citadinos no era muy bueno para esta altura.

Elevando nuestra bandera colombiana en el Páramo Santurban sobre una roca metamórfica | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Inicia la caminata hacia la Laguna.

Cuando dejamos el carro para empezar la caminata nos llevamos una sorpresa, casi no teníamos gasolina y era seguro que no alcanzaría para regresar.

¿Varados a 4.200 metros de altura?

Por fortuna no fue así, pues pudimos comunicarnos con el señor Oscar, un señor que nos colaboró para salir de este inconveniente..

Un poco más tranquilos frente a este tema iniciamos la caminata.

La presión de la altura se podía sentir y afectaba de distinta forma a cada persona.

En el camino nos detuvimos a observar las flores, rocas metamórficas y hasta encontramos un pequeño saltamontes muy curiosito protegiendo lo que al parecer eran sus huevos.

————————
🎥
VIDEO Duración: 0:19

————————

Coloridas flores amarillas y anaranjadas creciendo entre las rocas cercanas a la Laguna de Cunta | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Después de bajar durante más o menos 30 minutos, la laguna de Cunta apareció frente a nosotros, era como una gema preciosa escondida entre esas montañas.

Imponente entre rocosas montañas la gran Laguna de Cunta | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Sebastian Caceres fotografiando la Laguna desde una roca | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

La paz y armonía que transmite este lugar se te contagia.

 

El Mito

Y como toda laguna, tiene sus Mitos.

Entre ellos el que más se destaca cuenta que en épocas de guerra perseguían a los caciques y a las personas que manejaban el oro u otro metal precioso y en el afán de no perder sus tesoros, ellos los escondían en la laguna de Cunta, pero había momentos en que ya no se podían rescatar, por lo que se dice quedaron en el fondo de esta laguna.

Lo más curioso de este mito es que el fondo de la laguna en su centro aún no ha podido ser definido, solo se conoce, y de manera aproximada, el fondo en las orillas que es de 30 metros.

De todas formas esto es entendible, pues con lo helada que está el agua en la superficie, no podríamos ni imaginar cómo bajaría la temperatura entre más profundo uno se sumerja.

Y a menos que quieras sufrir de hipotermia, yo diría que es mejor dejar que siga siendo un mito.

Conocer esta laguna fue mucho más que ver un lindo paisaje, fue generar conciencia en nosotros mismos de la importancia de estos lugares y por supuesto disfrutar de aire puro que beneficia a nuestro cuerpo.

Nos permitió entender de donde proviene el agua que nos abastece en la ciudad y apreciar todo lo que hace la naturaleza por sí sola en favor de nosotros.

No es un secreto pero muchas veces lo olvidamos: la grandeza y el poder de la naturaleza no se compara con las creaciones humanas.

 

Rumbo al municipio de Vetas

Después de disfrutar el tiempo que estuvimos allí era hora de hacer la caminata de vuelta, y debo decir que esta si fue un reto para muchos pues era un poco inclinada.

La altura hizo su trabajo y aunque solo algunos se marearon, todos nos fatigamos.

De hecho tuvimos que parar varias veces a respirar profundo y estabilizarnos para poder continuar.

Pasados otros 25 o 30 minutos llegamos a los vehículos y nos encaminamos rumbo a Vetas, donde tendríamos el tiempo de almuerzo.

Pero ¿recuerdas que nos quedamos sin gasolina?

Bueno, el señor Oscar aún no había llegado así que no nos quedó de otra que bajar poco a poco y esperar encontrarlo en el camino para resolver esta situación.

Y así fue, unos 10 minutos más abajo nos encontramos y todo se soluciono.

Ya podíamos continuar con tranquilidad.

Disfrutando el tiempo de almuerzo

Al fin llegamos a Vetas, un pueblo que no se queda atrás en su belleza y que sin duda hace honor a su nombre popular de “Pueblito Pesebre”.

Vista del municipio de Vetas que hace honor a su nombre popular “pueblito pesebre”| Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

 

Caminamos desde el parque principal hasta el restaurante unas 3 cuadras, eso sí, la última fue una prueba de resistencia con lo inclinada que estaba.

Ya en el restaurante descansamos un poco y nos preparamos para disfrutar del almuerzo, la mayoría decidimos comer trucha mariposa que es el plato típico en estos municipios, otros optaron por carne o pollo, pero al final algunos de ellos tuvieron que comer trucha pues las otras opciones se habían agotado.

Con Mafe y Sebastián almorzando una deliciosa mojarra en Vetas | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

En fin, ya fuera carne, pollo o trucha, el almuerzo estuvo delicioso.

 

Vetas escondía una grata sorpresa…

Y cuando al parecer se había acabado el recorrido nos contaron de un museo de cosas clásicas cercano al restaurante.

Más conocido como “El Museo de lo Cotidiano en Vetas

Sin dudarlo un minuto fuimos a visitarlo.

Nos atendió una señora muy amable que nos dio un recorrido por toda la casa.

Había cientos de cosas allí, desde lo más cotidiano hasta lo más general: Objetos y su evolución a través del tiempo, artesanías, pinturas, herramientas, documentos, fotografías, libros, colecciones super antiguas.

Colecciones de cámaras, herramientas y tapetes en el museo de antigüedades de Vetas | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

Radio antiguo, maquina de coser y fotografías de las lagunas de Vetas en el museo | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

 

Todo lo que encontramos en el museo era especial y era parte de la historia del pueblo, además del conocimiento de la señora que nos contaba de las costumbres, tradiciones y como todo lo que estaba en el museo hacía parte de la cotidianidad en el pueblo.

Entre las cosas que pudimos apreciar hubo una que en verdad nos sorprendió, un libro escrito hace 241 años, y lo más impactante era el buen estado en que se encontraba, ninguno de nosotros le había puesto más de 100 años.

Libro de sermones morales con más de 100 años también en el museo | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

 

Este museo fue otro recuerdo muy valioso que nos dejó este viaje, en serio apreciamos el empeño de la señora y su amor y esfuerzo por conservar la historia del pueblo.

Pero bueno, ya era hora de regresar a Berlín e ir a conocer la Represa del corregimiento, otro lugar recomendado para visitar.

 

La Represa del corregimiento de Berlín en pleno atardecer

Represa del corregimiento de Berlín en pleno atardecer | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

 

El momento del día era perfecto, el sol empezaba a caer y ese cielo medio naranja y medio rosa hizo aún más especial ese momento.

El sonido del agua cayendo, el atardecer y la brisa cerraron esta invaluable experiencia que inició y terminó en el corregimiento de Berlín.

Selfie del equipo: Sebastián, Mafe y yo, en la represa finalizando el recorrido del viaje | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

 

Fue un día muy especial para cada uno de nosotros, nos llevábamos la imagen de todos esos mágicos paisajes y por supuesto las anécdotas de toda la excursión.

Cálido y tranquilo atardecer entre nubes en el camino bajando de Berlín a Bucaramanga | Páramo Santurbán - Berlín, Tona - Santander Colombia

 

Incluso en el viaje de regreso disfrutamos del hermoso atardecer entre las montañas durante casi todo el camino.

Por ultimo déjame decirte; con toda confianza te animamos a que te nos unas y seas uno más de aquellos que amamos y exploramos el corregimiento de Berlín, el Páramo de Santurbán y sus alrededores.

¡Créeme y anímate!

Vale la pena apartar un día para disfrutar de todo esto y crear tus propias anécdotas de viaje junto a tu familia, amigos o compañeros.

Así que si al igual que nosotros ya lo viviste déjanos tus comentarios, y si aún no lo has hecho anímate y compartenos tu experiencia.

8 thoughts on “Descubre Cómo Fue Nuestra Experiencia en la Laguna de Cunta En el Páramo de Santurbán

  1. Agradecer Dios primeramente, por crear cosas tan maravillosas como nuestros páramos Santadereanos, gracias a personas que como Ud. Los aman y ayudan a su conservación, y a que personas, como yo volvamos a disfrutarlos a través de sus ojos, pues ya por la edad es difícil soportar alturas, les bendigo, adelante. Abrazos.

    • Hola Hernán!

      Es un honor recibir sus agradecimientos y poder aportar este granito de arena. Recordar es vivir y tener en cuenta nuestras riquezas naturales y compartirlas con el mundo es ayudar a conservarlas. Porque lo que no vemos, no lo sentimos, y nunca cuidamos aquello que no sentimos importante.

      Aunque según cuentas, veo que no puedas disfrutar de este clima, espero sí lo puedan hacer tus familiares y amigos.

      ¡Gracias por leer y compartir!

  2. Espectacular la narración que nos compartes a todos los amantes de la naturaleza. Bendito sea Dios por tan hermosos paisajes, clima y todo aquello que pudimos divisar en lo que nos narras. De nuestro cuidado y respeto depende que lugares tan paradisíacos como éstos permanezcan en en tiempo. Espero un día cercano poder ir a conocerlo y disfrutar al igual que lo hicieron ustedes. Muchas gracias 😊

  3. Buenas tardes…mi nombre César Augusto y la verdad que envidia con ustedes por ese maravilloso paseo que tuvieron muchas gracias por tenerme en cuenta para contarnos sus anécdotas… Yo le cambio a usted todos los viajes que quiera a la costa por un momento en algún lugar donde lo primero es la naturaleza la gente las costumbres… gracias por dar a conocer lo de esa laguna lo de Berlín Vetas todos sus alrededores mitos leyendas platos típicos gente berraca de los pueblos con muy poco estudio pero con mucha educación y mucha sabiduría.
    Te felicito Amigo Jesús y a tu grupo de Compañeros. Que Dios los bendiga los proteja los guíe cuando vayan a explorar las maravillas de este no hermoso sino hermoso sino país Colombia y en especial este bello departamento Santander… Amén

    • Hola César!

      Hombre, gracias por tus palabras… Nos anima a seguir adelante compartiendo más del hermoso Páramo de Santurbán y del realismo mágico del corregimiento de Berlín, Tona.

      Un abrazo!

  4. Muchas felicitaciones y que maravilla ese paseo al que fueron ustedes..que envidia y que chévere que rico eso que compartieron con gente fauna flora de ese lugar.. conocieron costumbres platos típicos mitos leyendas..de donde proviene el agua de esta ciudad. Y muchas gracias por compartir con nosotros por tenernos en cuenta para contarnos para ver y se parte de su viaje. Gracias a ti Jesús que buen grupo de Compañeros y de trabajo tienes los felicito a todos que Dios los bendiga y los proteja a todos ustedes cuando viajen e interactúen con la Naturaleza. Mil gracias y muchas muchas bendiciones. Saludos
    César Augusto

Leave a Comment